segunda-feira, 11 de novembro de 2013

GREENPEACE - Desde Desmond Tutu a Dilma Rousseff. Los 30 del Ártico reciben apoyo político por todo el mundo

Noticias del Sitio Web de GREENPEACE:

http://www.greenpeace.org/espana/es/Blog/amigos-en-las-altas-esferas-los-30-del-rtico-/blog/47319/

Entrada de blog por Daniel Mittler - noviembre 11, 2013 a las 10:54

"Uno mi voz a muchas otras para pedir la liberación inmediata de todos los detenidos y del barco de Greenpeace, el Arctic Sunrise". Desmond Tutu, arzobispo emérito y premio nóbel de la Paz.


No es frecuente que la Presidenta de Brasil, el vicepresidente de Irán, la Canciller de Alemania, el Senado argentino, el Parlamento de la UE, la líder de la oposición birmana, 13 ganadores del Premio Nobel de la Paz, y cientos de parlamentarios de todo el mundo se pongan de acuerdo en algo.
Sin embargo, ¿están todos de acuerdo con Greenpeace? Es realmente halagador y, hasta donde yo sé, sin precedentes. He estado haciendo trabajo con políticos de todo el mundo durante muchos años y nunca había visto un torrente tan global de apoyos. Por lo que decimos: Gracias.

Permíteme que te haga un recorrido mundial que ilustre la profundidad y amplitud del apoyo que hemos recibido. Recuerda que se trata de una pequeña selección, una instantánea.
El Dr. Massoumeh Ebtekar, vicepresidente iraní y jefe del Departamento de Medio Ambiente, ha descrito las acciones pacíficas adoptadas por los 30 del Ártico como "un acto de compasión" , ya que estaba destinado a parar la extracción de petróleo en el Ártico. La líder de la oposición birmana y Nobel de la Paz, Ang San Suu Kyi ha aplaudido la paz de nuestros activistas, mientras que el político indio, Maneka Gandhi, ha llamado a los gobiernos a dar su apoyo a quienes defienden el planeta y no a quienes lo destruyen.

En Brasil, todos los líderes políticos han apoyado la petición de libertad para Ana Paula, que a sus 31 años es de las más jóvenes de los 30 del Ártico. La presidenta Dilma Rousseff, el ministro de Relaciones Exteriores, el Sr. Luiz Alberto Figueiredo, el presidente del Congreso brasileño, el senador Renan Calheiros , el gobernador de Rio Grande do Sul, y muchos miembros del Congreso han manifestado su apoyo. En Argentina, el Senado ha expresado su preocupación por la detención de los activistas, al igual que los Ayuntamientos de Buenos Aires y de Mar de la Plata, y 28 miembros del Parlamento han firmado cartas de apoyo. El alcalde de Bogotá (Colombia) y al menos 45 concejales, también han pedido públicamente la libertad de los 30 activistas.

En México, senadores como Angélica de la Peña, Alejandro Encina o Gerardo Flores han dado su apoyo, así como los diputados Gloria Bautista, Aleida Alavez o Ricardo Mejía, han escrito cartas de apoyo, y el Presidente del Partido de la Revolución Democrática, Jesús Zambrano Grijalba. Y mientras deseamos que el gobierno canadiense actúe con más decisión para liberar a sus ciudadanos, Paul y Alexandre, también en Canadá hemos recibido apoyo, por ejemplo de la parlamentaria Elizabeth May.


En Europa, mientras tanto estamos agradecidos por el apoyo explícito de la Canciller alemana, Angela Merkel, el Primer Ministro de Reino Unido, David Cameron y del Primer Ministro francés, Jean-Marc Ayrault así como de cientos de parlamentarios, más de 100 en Italia, Reino Unido o España, por ejemplo. La lista de miembros del Parlamento Europeo que están alzando sus voces también sigue creciendo. Merece la pena escuchar el debate reciente en el Parlamento Europeo. En él, el Comisario de Medio Ambiente Janez Potocnik recordó al mundo que "Greenpeace tenía un mensaje para todos nosotros": tenemos que actuar con urgencia sobre el cambio climático si queremos proteger el Ártico.

Podría seguir con una larga lista de apoyos - desde el alcalde de Nápoles a unos 50 parlamentarios en Turquía y más de 60 en Suecia o el hermoso apoyo de Desmond Tutu. De alguna manera, lo que querría es hacer público mi agradecimiento personal a todos los que han mostrado su apoyo, incluyendo a los más de dos millones de personas que habéis  enviado una carta a la embajada rusa (si aún no lo habéis hecho, podéis hacerlo aquí).

Si todos los políticos que apoyan los esfuerzos para liberar a los 30 del  Ártico actuaran de forma decisiva para frenar el cambio climático, tendríamos  una buena oportunidad para proteger el Ártico de la destrucción por la que mis compañeros estaban pacíficamente protestando. Sólo cuando consigamos que exista la más amplia coalición de apoyo para poner en práctica la revolución energética que necesitamos, la deforestación cero, la protección de las aguas internacionales, o la producción ecológica de alimentos,  tendremos ese planeta mejor que los 30 del Ártico estaban pidiendo.

Sospecho que yo -de hecho todos y todas- todavía tendremos por delante muchas discusiones acaloradas con muchos políticos, antes de llegar a esa meta. Ya habrá tiempo para eso. Por ahora, sin embargo, estoy muy agradecido de que los 30 del Ártico tengan tantos buenos amigos en las altas esferas . ¡Y su apoyo!
Obrigado. Thank you. Merci. Danke. Gracias. Por favor, no cesen en su determinación y apoyo hasta que los 30 del Ártico estén todos de vuelta en sus lugares de origen con sus familias.

Daniel Mittler (@danielmittler) Director político de Greenpeace Internacional.