sábado, 16 de novembro de 2013

WWF - Estados Unidos tritura 6 toneladas de marfil en un acontecimiento histórico

Noticias del sitio Web de WWF:

http://www.wwf.es/noticias/sala_de_prensa/?26660/Estados-Unidos-tritura-6-toneladas-de-marfil-en-un-acontecimiento-histrico

Publicado el 15 noviembre 2013

Las seis toneladas de colmillos, abalorios y souvenirs de marfil se convertían en virutas según los oficiales del Servicio de Pesca y Vida Salvaje de Estados Unidos iban introduciéndolas en la enorme máquina trituradora. En un evento histórico celebrado ayer en Denver, el marfil ilegal incautado por las autoridades estadounidenses durante más de 20 años fue destruido ante la mirada emocionada de embajadores extranjeros, conservacionistas, periodistas y diversas celebridades.

El mensaje detrás de este acto impresionante era claro y contundente: Estados Unidos no tolerará el tráfico de marfil y está comprometido a acabar con los crímenes contra la vida salvaje.




El año pasado, los cazadores furtivos mataron más de 30.000 elefantes para arrancarles sus colmillos. En su sangrienta e insaciable búsqueda de marfil también atentan contra la vida de personas como los guardaparques, que en muchas ocasiones no pueden enfrentarse a los cazadores furtivos fuertemente armados con material militar.

El marfil ilegal destruido en Denver –todo ello incautado en suelo estadounidense- representa tan sólo una pequeña fracción de todo el marfil que se compra y vende hacia dentro y hacia fuera del país.

Pese a la prohibición por CITES del comercio internacional de marfil en 1989, las leyes federales en Estados Unidos varían mucho y un vacío legal permite vender marfil comprado antes de la prohibición.

Los traficantes se aprovechan de este sistema para vender marfil procedente de la caza furtiva en forma de grabados, joyería y otros adornos. El marfil ilegal puede encontrarse a la venta incluso en muchas páginas web de subastas y moda.

Buscando una solución

Detrás de cada pieza de marfil hay un elefante muerto: las seis toneladas de marfil destruido representan la muerte de más de 2000 elefantes. No se puede olvidar que cualquier compra o venta de marfil alimenta la actual guerra contra la vida salvaje. “Necesitamos acabar con la demanda que está alimentando el tráfico de marfil para salvar a los elefantes”, dijo Carter Roberts, el director general de WWF US. “Reclamamos una moratoria inmediata en el comercio con cualquier producto de marfil en los Estados Unidos”.

WWF urge a Estados Unidos y a los otros países que con su demanda interna están provocando la crisis actual de caza furtiva de elefantes, que detengan y persigan a los que se enriquecen con la matanza de estos animales. Esta petición es parte de la campaña global de WWF para acabar con el tráfico de especies y salvar especies amenazadas como elefantes, tigres y rinocerontes.